-El Mesías esperado no es otro que el testigo.
-Donde quieras que vas arrastras una sombra tan inmóvil como el ladrón crucificado.
-¿Puede un santo ocultar sus testículos luminosos?
-Finalidad suprema: encontrar el comienzo.
-Por mucho que busques sólo podrás convertirte en ti mismo.
-Para hablar de la vida debes escuchar en tu carne el cantar de los gusanos.
-Fueron semillas mis errores.
-He llegado al final de mis peregrinaciones. Yo no soy un misionero.
ENERO 2013
-No me agradezcas lo que te he dado me ha sido dado sólo para ti.
-El idel es pensar sin nacionalidad, sin definición sexual y sin estar deformado por el sistema solar.
 
 

EL CARRO

EL CARRO: Representa el triunfo, la culminación de proyectos que benefician al consultante. La victoria se logrará con esfuerzo y dedicación por parte de la persona quien consulta. Solamente la voluntad es el camino para alcanzar la victoria. www.tarotgratis.org
-El sueño es una sagrada indecisión, porque ajenas a la voluntad, sus acciones, son padecidas.
-El sueño es impaciencia que se opone al deseo de los seres que se piensan extraordinarios.
-El sueño es la inundación fértil de un corazón terco y controlado.
-Los días y las noches tienen la forma de nuestros pasos.
-Si no hay observador tampoco hay diferencia entre una estrella y una hormiga.

EL SUEÑO

- Un día dejaremos de rezar y nos pondremos a vomitar flores.
- Si preguntas dónde estás no sabes quién eres.
- El sueño es la disolución en un caos donde las apariencias particulares se afirman.
- El sueño es un fracaso bendito que sin jamás trascender fulgura en el fondo de lo real.
El sueño es un incesante encuentro donde todo se puede agregar y todo se puede eliminar.
- Yo no busco la verdad, sino la autenticidad.
-¿Acaso  yo quiero propagar la religión? No.
- La vida es un sueño que no tiene soñador.
- En este mundo todo es necesario menos nosotros.
- La memoria son las migas que caen del pan de la locura.
- La imagen del espejo de ninguna manera es nuestro doble.
- Mi yo: placer de una ilusión que se disuelve.
- Mi hogar es la palabra gracias.
- Si dejas de crecer es porque no has estado en llamas.
- Si dejas de creer es porque no has estado en llamas.
- Vencerás la ilusión de la fe.