SALMO XXIII DE QUEVEDO

¿Alégrate, Señor, el Ruido ronco
deste Recibimiento que miramos?
Pues mira que hoy, mi Dios, te dan los Ramos
por darte el Viernes más desnudo el tronco.


Hoy te reciben con los Ramos bellos;
aplauso sospechoso, si se advierte;
pues de aquí a poco, para darte muerte,
te irán con armas a buscar entre ellos.

Y porque la malicia más se arguya
de nación a su Propio Rey tirana,
hoy te ofrecen sus capas, y mañana
suertes verás echar sobre la tuya.

(Igualito que los políticos que hoy te ofrecen sus capas, y mañana después del día de las elecciones, suertes verás echar sobre la tuya...)

Agua en Oromana

Corre el agua por las fuentes de Oromana, campos de Andalucía que han de esperar el estío, corren río abajo, peces que se autoinmolan en una especie de Hamburguesa Vegetal. No hay prosa ni estilo, poesofía, filosofía y la reina de las abejas. Chorrito de agua que manas sin saber qué día dejarás de existir, hoy más que ayer pero menos que mañana. Agua, fresca, agua, agua, ríos de agua, clara como la Aurora. Extinta en verano, presente en primavera. El tinto con casera sí que se atreve a desafiarte. Bajas, una y otra vez por tus afluentes. Fuentes frescas de verdes prados. Fontana de Trevi, Fontana de Oromana.